Ascensión del Señor (A)

Dame solo este minuto
para mirar al cielo
que también a mí
me tienes prometido.

Déjame seguir escuchando
esas palmas de los pueblos,
sus gritos de júbilo,
tantas y tantas aclamaciones.

Lléname, mi Rey,
sublime y terrible,
emperador de toda la tierra…
Solo este minuto.

Háblame de tu Reino,
ilumina los ojos de mi corazón,
fijos en ese cielo
al que te elevas.

Hazme fuerte
para anunciar tu poder,
para olvidar mi soledad,
para postrarme ante ti.

Guárdame en este minuto;
di mi nombre otra vez.
Está vivo mi Maestro.
¡Me rindo a tus pies!

Hch 1,1-11; Sal 46,2-3.6-7.8-9; Ef 1,17-23; Mt 28,16-20.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s